UN PLAN DE RECUPERACIÓN PARA TU CIUDAD

¿DÓNDE ESTAMOS AHORA?

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 va a provocar una crisis económica que generará una crisis social. Nos vamos encontrar con una gran cantidad de población en desempleo y con sus recursos vitales disminuidos, así como con sectores económicos llenos de incertidumbre ante el futuro y que necesitan reconectarse a la actividad empresarial diaria. 

Por ejemplo los datos de paro del mes de marzo son abrumadores.  El paro registrado aumenta en 302.265 personas en marzo respecto al mes anterior.  Además hemos de añadir que este aumento del desempleo se ceba en trabajadores temporales. El paro de la actividad económica motivado por las medidas de contención afecta a todo el tejido empresarial (grandes empresas, pymes y autónomas), así como a  las personas que están en economía sumergida.

Los Ayuntamientos como entidad del Estado más cercana al ciudadano tendrán que desarrollar una estrategia de recuperación para este los años 2020-2021 que les permita ayudar y apoyar a personas y empresas. 

Desde lo local han de establecerse prioridades y políticas que permitan una rápida recuperación del tejido económico y no dejar desatendidas a las personas que estén en una situación de vulnerabilidad económica.

Hemos aprendido de la crisis de 2008. Es necesario rescatar a las personas y a la economía de manera simultánea. Una guía válida en este caso es seguir las indicaciones y consejos de la Agenda 2030 de la ONU que busca luchar contra la pobreza, la desigualdad y favorecer un desarrollo económico sostenible abriendo la puerta  a las energías renovables y la economía circular.

Desde 3CS Economistas creemos que en estos momentos es imprescindible compartir conocimiento, ideas y propuestas para el día después.

PARA EL DÍA DESPUÉS: TENGAMOS UN PLAN DE RECUPERACIÓN

Le proponemos una estrategia con la que generar el plan de recuperación de esta crisis de su ciudad.

  1. Realizar un Diagnóstico express de la situación en el municipio.
  2. Diseño de medidas de apoyo y rescate. Localización de las mismas. Captación de recursos públicos y privados.
  3. Acompañamiento en la Ejecución de las medidas a las entidades implicadas.
  4. Evaluación y mejora del plan basándonos en indicadores de impacto.
  5. Comunicación, transparencia y colaboración público-social-privada ampliada como elemento transversal.

Para el diseño de este plan hemos de tener en cuenta su temporalidad, es un plan que ha de diseñarse con suma celeridad para un período de duración que estaría sobre los seis meses.

La financiación de las medidas es otro reto. Los ayuntamientos tendrán que variar sus presupuestos para aumentar las partidas sociales y económicas. Estamos expectantes ante la vertebración de ayudas que desde las administraciones han de crearse. Diputaciones provinciales, comunidades autónomas, gobierno central y unión europea tendrán que dotar fondos extraordinarios para afrontar esta crisis y apoyar a los municipios y ciudades. Les informaremos en siguientes post de la evolución de estas medidas y ayudas para su obtención y tramitación.

En resumen, los ayuntamientos tienen que multiplicar su actividad de gasto e inversión, pero han de hacerlo con un sentido estratégico, siguiendo los principios de una buena gobernanza y evaluando el impacto de las medidas. En este proceso han de estar integrados ciudadanía, empresas y funcionarios públicos proponiendo, diseñando, ejecutando y evaluando.

El reto que nos espera es atender a las personas y conseguir la reactivación de la economía local simultáneamente.

Esta es nuestra aportación. Esperamos sinceramente que os sea útil en vuestros territorios, pueblos y ciudades.

Estamos a vuestra disposición. ¿Hablamos?